Cuando le fallamos a alguien queremos que esa persona nos escuche y nos regale su perdón. Sin embargo, cuando alguien nos falla ponemos miles de pretextos y justificaciones, muchas veces razonables, pero todo eso para no perdonar. Nos creemos mejor que la persona que ha fallado, y le damos mil vueltas al asunto, con tal de sentirnos víctimas. 

¿Qué enseña Dios acerca del perdón?  
1. “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos”.Proverbios 17:9 
Perdonar es dejar de insistir en aquello que te lastimó. Cuando perdonas sinceramente es como cambiar la página de un libro y pensar en lo que viene, no en lo que ya pasó. 
2. “Con amor y verdad se perdona el pecado, y con temor del Señor se evita el mal”.Proverbios 16:6 
Dios puede sanar tu corazón y llenarte de amor para que puedas perdonar. Después de perdonar, es importante que hables con esa persona para evitar que aquello vuelva a ocurrir. 
3. “El que tiene amor no hace mal al prójimo; así que en el amor se cumple perfectamente la ley”.Romanos 13:10 
El amor y el perdón no busca la venganza. La venganza está a nuestro alcance, desde bloquear a una persona en redes sociales o el reclamarle todos los días por algo que ya pasó simplemente para hacerla sentir mal. 
Dios nos enseña a perdonar, sin la necesidad de armar un drama, de victimizarnos, o de hacer sentir mal a la otra persona por su error. 

La biblia dice: “Pues Dios los juzgará a ustedes de la misma manera que ustedes juzguen a otros; y con la misma medida con que ustedes den a otros, Dios les dará a ustedes”.Mateo 7:2 
Decide perdonar, pide a Dios que sane tu corazón y habla con esa persona y juntos arreglen la situación para que no vuelva a ocurrir. ¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía! Salmo 133:1